Educación para la Salud
Calidad con Calidez en Información

 

 

Wilhelm Roentgen (Rayos X)

Un físico que tiene su lugar en la Historia de la Medicina

Nació en la ciudad alemana de Lennep el 27 de marzo de 1845. Debido a un contexto de inestabilidad y de jornadas revolucionarias que se cernía en la región centro-europea, junto a la crisis agrícola que se perfilaba desde 1847, la familia Roentgen decidió dejar su hogar y refugiarse en Apeldoor, en Holanda, país de donde procedía su madre.

Para aquel entonces el proceso de unificación del territorio alemán lo constituía prácticamente en un imperio de fuerte poder en medio del continente. Realizó su educación primaria en el Instituto de Martinus Herman van Doorn. Los documentos de la época son escasos pero lo describían como un estudiante travieso y a quien no le gustaban las lenguas muertas, luego concurrió a la Utrecht Technical School donde a Roentgen le resultó difícil concluir sus estudios puesto que se le atribuyó la broma de realizar una caricatura a uno de sus profesores, instancia que implicó su expulsión.

No obstante aprobado su examen de ingreso fue admitido en la Universidad de Utrecht y sin haber obtenido el título de bachiller se le permitió ingresar a la Escuela Politécnica de Zurich donde decidió estudiar Ingeniería Mecánica, recibiendo su título a los 23 años y perfeccionando posteriormente sus conocimientos con un doctorado que culminó en 1869.

Comenzó una etapa de investigaciones asistiendo al equipo de August Kundt, realizando su primer publicación científica a la edad de 25 años, denominada "Sobre la relación de los calores específicos del aire". Era una carrera magnífica para el hijo de un ebanista.

Puesto que solía recorrer distintas cervecerías, hizo amistad en una de ellas con Bertha Lugwig, terminando por formalizar en boda esta relación en enero de 1872. Esta decisión lo llevó a trasladarse a la ciudad de Würtzburgo, inaugurando una serie de cambios de residencia por motivos laborales. Para aquel entonces era profesor adjunto en Estraburgo pero en 1879 se traslada a Giessen donde es nombrado Director del Departamento de Física. El matrimonio vuelve a Würtzburgo y Roentgen que ocupaba la cátedra de física desde 1888 es nombrado rector de la Universidad Julius Maximiliam en 1894.

En 1900 se trasladaría a Munich donde comienza un período de investigación hasta 1920 con los denominados gases enrarecidos. Durante años lleva a cabo numerosas investigaciones estudiando fenómenos como elasticidad y conductibilidad de cristales o la absorción de calor y vapor de los gases; son estas investigaciones graduales las que le permiten llegar en 1895, cuando tenía 50 años de edad al descubrimiento de los rayos X.

Roentgen tuvo una base trascendente para llegar a este descubrimiento, mediante el estudio de rayos catódicos en 1859 por Plucker, el origen del radiómetro por Crookes y finalmente las referencias fundamentales de Hertz quien estudiara las propiedades termodinámicas y los fenómenos de reflexión y refracción de las ondas magnéticas.

Todos estos trabajos repercutieron en la investigación de Roentgen quien experimentaba empleando tubos de cátodo incandescente. Un día de 1895 en que trabajaba en su laboratorio sometiendo a alta tensión un tubo de rayos catódicos en el cual se concentraba un flujo de electrones y creando una proyección a través de una pantalla fluorescente - de platocianuro de bario- revestida con papel negro y como a esa hora del día la sala comenzaba a oscurecerse, descubrió que de ésta provenía una luz verdosa.

Esta luminosidad no podía ser provocada por los rayos puesto que el sabía que no podrían penetrar a través de las paredes del tubo, entonces acercó su mano y en ese momento la luz se intensificó y sobre la pantalla advirtió que se proyectaban los huesos de su mano. Supuso que la luz provenía de una radiación. Movido por la curiosidad apagó el tubo, dejando de emitirse la luz, regresó a encenderlo y éste volvió a iluminar con su fluorescencia: acababa de descubrir los Rayos X.

Se instaló en su laboratorio para estudiar estas radiaciones que no podían ser refractadas ni reflejadas y se propagaban en línea recta. Además se interesó por su propiedad de penetrar en la materia; al sustituir la pantalla por una placa radiográfica obtuvo por primera vez las imágenes radiografiadas.

Como desconocía al principio el mecanismo del fenómeno que atravesaba los cuerpos opacos a la luz, lo denominó rayos X, pues le llevó un tiempo describir el origen de los mismos. A fines de 1895, meses después de su descubrimiento estaría presentando los resultados de su investigación ante un auditorio selecto realizando a un científico anatomista, Von Kollinger la prueba pública de la placa radiográfica.

Uno de los primeros frutos de los rayos X se realizó cuatro días después de esta demostración que rápidamente fue conocida en el mundo y en América se emplearon los rayos X para localizar una bala alojada en una pierna.

La formación de una imagen radiográfica involucra tres etapas:

  • la producción de los rayos X,

  • el transporte de esta radiación a través del paciente

  • la detección de la radiación transmitida

El descubrimiento del físico alemán dio origen en un año a la publicación de mas de mil artículos y abrió la puerta a un nuevo campo: el de la radioactividad, sus estudios fueron a su vez germen de los realizados por los esposos Curie y con estos la fenomenología del átomo y de éste a la energía nuclear.


Su nombre fue ampliamente conocido en la comunidad científica mundial y en 1896 le fue otorgada la medalla Rumford de la Royal Society de Inglaterra.

En 1901 fue galardonado con el Premio Nobel de Física. Sin embargo, decidió brindar en donación a la Universidad la recompensa que acompañaba su mérito. Roentgen continuó su vida dedicándose a la investigación, culminando su existencia el 10 de noviembre de 1923, en Munich.

El empleo de rayos X concurre sobre diversas disciplinas como la antropología, la química, geología, ha permitido el desarrollo de la Radiología, el uso sofisticado mediante Mamógrafos digitales, Tomografía Axial Computarizada o colimadores que permiten delinear y localizar tumores, juntamente con imágenes tridimensionales de tejidos afectados y el uso terapéutico de radiaciones cuyo principal objetivo es eliminar tejidos anormales o examinar su crecimiento. Es vital que esta técnica sea no invasiva y permita conocer el interior del cuerpo humano, sin embargo, debido a que las deposiciones propias de radiaciones provocan cierto daño en los tejidos biológicos –restricción que en un principio se desconocía- hoy se las emplea a la menor dosis posible para efectuar diagnósticos.

Por razones éticas personales, Roentgen prefirió no registrar la patente correspondiente a su descubrimiento y tampoco permitió que los rayos llevaran su nombre. Esto permitió que los tubos de rayos X tuvieran un valor accesible y pudieran emplearse rápida y universalmente con fines terapéuticos.

Prof. Farm. Silvia Chort

Nota: si Ud. quiere saber más sobre las aplicaciones rayos X en Medicina, lea también en la sección Salud Positiva "La importancia de la Prevención en Cáncer".

 


Contáctenos - Sitios de Salud - Sitios Educativos - Enlaces de Interés
 © COPYRIGHT 2006 :: eps-salud :: Todos los derechos reservados